Portilla de Padornelo - Alto de Malladabarreiro - Puerto de la Escoba

 

La Portilla de Padornelo, de toda la vida, ha sido el puerto de paso a Galicia, y merecería una entrada aparte por ser el puerto de paso zamorano más duro situado en una carretera nacional, pero este puerto es la primera parte de otros dos. En tiempos partía del puerto una pista forestal que daba acceso a los embalses y lagunas de la sierra, el llamado Puerto de la Escoba, el cual recientemente ha sido asfaltado en su mayor parte para dar servicio a un parque eólico, cuyo punto más elevado es el Alto de Malladabarreiro.

 

Vertientes

Alt.

Desn.

Long.

Pdte.

Coef.

 

 

 

 

 

 

Requejo (Sureste)

1.810

802

17,86

4,49

133

Lubián-A52 (Suroeste)*

1.810

828

23,10

3,58

131

Porto (Noroeste)*

1.810

607

13,5

4,5

124

Embalse de Playa (Noreste)*

1.810

229

8,1

2,83

32

 

 

 

 

 

 

Cotas

Alt.

Desn.

Long.

Pdte.

Coef.

P.E. Padornelo (Req.)

1.749

741

15,58

4,76

124

P.E. Padornelo (L.-A52.)

1.749

767

20,9

3,67

122

Camposagrado (Porto)

n.d.

n.d.

n.d.

n.d.

n.d.

Padornelo (L-A52)

1.331

348

12

2,9

50

Padornelo (Req.)

1.331

323

6,5

4,96

49

Camposagrado (Playa)

n.d.

n.d.

n.d.

n.d.

n.d.

 

* Datos Provisionales: Medidos sobre mapa

 

Altimetrías

 

Vertiente de Requejo (Sureste)

   

  

Vertiente de Lubián (Suroeste)

No Medida. Datos Provisionales

 

Vertiente de Porto (Noroeste)

No Medida. Datos Provisionales

 

Vertiente del Embalse de Playa (Noreste)

No Medida. Datos Provisionales

 

 

Mapa Localización

 


El parque eólico es un poco lioso. Con el siguiente mapa busco aclarar por dónde va la subida para no “perder tiempo” buscando el molino más alto.

 

 

Datos Complementarios

Localización

 

Portilla de Padornelo (Vertientes Meridionales)

Se sitúa en la N-525, entre las localidades de Requejo y Aciberos. En la vertiente de Lubián, entre Aciberos y Lubián, debido al desdoblamiento de la nacional realizado al construir la A-52, tomaremos la antigua nacional, hoy reconvertida en carretera local.

 

P.E. Padornelo-Alto de Malladabarreiro (V. Meridionales)

Pasado el puerto (si venimos de Requejo) o poco antes de coronar en el caso contrario, justo al lado de la salida de la autovía (dirección Lubián) hay una carretera con muy mal asfalto (a primera vista parece un camino), que tras un par de kilómetros mejora y se convierte en una buena carretera. No viene en los mapas, es simplemente una pista asfaltada que da acceso al parque eólico.

 

P. de la Escoba (Final Vert. Meridionales); P. de Camposagrado-Escoba (Vert. Septentrionales)

La parte final de la ascensión de las vertientes de Requejo y Lubián transcurre por una pista no asfaltada perfectamente ciclable, al igual que la totalidad de la ascensión desde Porto y desde el Embalse de Playa.

 

Especificaciones

 

Portilla de Padornelo (Vertientes Meridionales)

La N-525 es una carretera nacional, o sea, monótona: el carril de aceleración, las curvas anchas y el trazado rectilíneo la convierten en una carretera “aburrida”, lo que dificulta (desde un punto de vista psicológico) mucho la ascensión por la vertiente de Requejo.

 

P.E. Padornelo-Alto de Malladabarreiro (V. Meridionales)

El acceso al Parque Eólico Padornelo es una carretera de reciente construcción, por lo general en buen estado. Las herraduras son anchas, características de las carreteras eólicas. El tramo inicial está en mal estado.

 

P. de la Escoba (Final Vert. Meridionales); P. de Camposagrado-Escoba (Vert. Septentrionales)

El final de la ascensión por las vertientes meridionales es una pista forestal, por lo general ciclable, aunque tiene algunos tramos cortos en peor estado, por la erosión. Las vertientes septentrionales transcurren, en su totalidad, por una pista no asfaltada, por lo general en buen estado, apta incluso para la circulación de todoterrenos.

 

Fuentes

 

En Requejo, antes de iniciar el la vertiente que parte de esta localidad tenemos una fuente a mano izquierda, en el pueblo y antes del desvío de la autovía según venimos de Puebla. Se puede beber con seguridad a pesar del cartel de agua no potable. En el pueblo de Padornelo tenemos otra fuente, de agua muy fresca, a mano izquierda según ascendemos.

 

No he visto más fuentes en las vertientes de Requejo y de los Embalses. La de Porto no la conozco. En el altiplano hay muchos regatos, pero a pesar de lo clara y limpia que es el agua no se debe beber de ellos, ni siquiera en caso de extrema urgencia. Hay mucho ganado pastando arriba y las aguas están contaminadas, podemos coger una brucelosis, salmonelosis o fiebres diarreicas causadas por otras bacterias presentes en el ganado. Lo dice un escarmentado que pasó dos días con una diarrea febril de aúpa y sólo por dos sorbos, por “darle asco” el agua. Un amigo que bebió hasta saciarse se pasó varios días en el hospital…

 

Descripción

 

Vertiente de Requejo

Es muy importante que nos aprovisionemos bien de agua en las fuentes de Requejo antes de subir, sobre todo si bajaremos a la sierra tras coronar la Escoba, por no tener fuentes seguras en más de 40 km, hasta Vega de Conde, el final de la pista. Y luego toca volver…

 

Esta vertiente es la más dura, y a la vez, la más “pestosa”. La primera parte, la Portilla de Padornelo, es una subida que se hace pesada y monótona por ser una nacional con doble carril y un trazado muy rectilíneo. Sólo las vistas del Bosque Teixedelo, con sus tejos milenarios; y las travesías del viaducto de los Tornos y del túnel de Padornelo nos distraerán en casi 7 km de carretera nacional. Mientras subimos tendremos tiempo de ver todos los destrozos que se han hecho en el paisaje de este paso de montaña: una nacional, una autovía, dos líneas férreas, una de alta tensión, y todos los montes llenos de molinos.

 

Afortunadamente, el puerto gana mucho al abandonar la nacional, además de perder la brutal combinación de la machacona regularidad de la pendiente con la monotonía de la nacional que hacía tan penosa la ascensión inicial: nos enfrentaremos a rampas más duras que superaremos mejor. Entramos en una carretera más estrecha y revirada (aunque no mucho) y empezamos a disfrutar de las vistas. La pena es que tenemos un “primer plano” de los destrozos. Cuando llegamos al Parque Eólico, los molinos nos entretendrán: impone rodar entre ellos, y si el día sale ventoso, hasta da miedo, más de una vez me he dado la vuelta en este punto, asustado por el viento.

 

Pero si el día sale bueno, una vez coronado el punto más alto del Parque Eólico, podemos coger la pista forestal de los embalses. Si lo hacemos, nos quitaremos todos los sinsabores anteriores, porque lo que descubriremos merece mucho la pena. Será un viaje al altiplano, al corazón de los montes sanabreses. Dos kilómetros muy asequibles nos dejarán en el punto más alto y desde ahí queda descender por la vertiente norte para descubrir las bonitas lagunas que como perlas la sierra esconde en su interior.

 

Vertiente de Lubián

La Portilla de Padornelo es mucho más bonita por esta vertiente, aunque sea menos puerto. Comenzamos la ascensión en la carretera Lubián-Hermisende, a la altura de la incorporación a la A-52. Un kilómetro duro por una carretera estrecha que asciende a través del bosque nos dejará en el pueblo de Lubián, donde giramos a la derecha para seguir ascendiendo, ahora con porcentajes más asequibles, hasta el pueblo de Hedroso por la antigua nacional que pasaba por todos los pueblos.

 

El paisaje es más variado y los “destrozos”, aunque visibles, no hacen tanto daño a los ojos como los de la otra vertiente. Tras Hedroso tendremos un descanso en forma de bajada que nos dejará en un puente situado en medio de la Fraga de la Osa, un bonito valle muy bien conservado donde vivieron los últimos osos zamoranos a principios del siglo XX. Este puente podría considerarse como un inicio del puerto, pero pienso que la subida hasta él merece la pena y debe incluirse en el puerto.

 

Tras el puente la carretera atraviesa un espeso bosque, muy fresco y húmedo por la orientación del valle, tanto que en verano este tramo es una delicia. En poco tiempo llegamos al desvío al pueblo de Aciberos, seguimos de frente hasta incorporarnos a la N-525. De aquí ascenderemos con doble carril hasta el pueblo de Padornelo, pero no se hace tan largo como la vertiente opuesta. En el pueblo la parada en la fuente es obligatoria para reponer agua: si ascendemos al parque eólico estaremos 30 km sin fuentes seguras. Si nos damos un garbeo por la sierra… podemos estar hasta 70 km sin agua.

 

Vertiente de Porto

No la conozco aún, al quedarme muy a trasmano de casa. La ascensión debería estar en buen estado, ya que es la utilizada por los empleados de Unión Fenosa que se encargan del mantenimiento de los embalses. La subida desde Porto debe de ser bonita con las vistas del embalse de San Sebastián, encajado en el valle.

 

Cuando empezamos llegamos al Puerto de Camposagrado debemos coger una pista que sale a mano derecha, hacia los montes. No tiene pérdida, por ser donde empieza el descenso a la vez ser el lugar donde comenzamos a atisbar el gran embalse de Puente Porto. También podemos seguir recto, olvidarnos que somos escaladores… y conocer la sierra. ¿Quién será capaz de obviar el conocer todo lo que la sierra esconde por terminar de subir un puerto?

 

El tramo final es muy llevadero, y según ganamos altura la panorámica va ganando amplitud, al final se ven prácticamente todos los picos de la sierra. Lo malo de este tramo es su orientación, que sumada al ser una pista forestal hace posible que incluso en mayo el puerto esté cerrado por la nieve.

 

Vertiente de los Embalses

 Para completar esta vertiente primero tenemos que bajarla, porque salvo que queramos portear la bici durante kilómetros enteros a través del monte no hay otra salida. Partiremos de uno de los rincones más escondidos de la provincia, unos cientos de metros más abajo del Embalse de Playa. Desde aquí la subida es por lo general plácida, sin grandes porcentajes (aunque algún tobogán de dobles dígitos escondido nos encontraremos). Sólo veremos un embalse, Puente Porto, aunque si nos sentimos aventureros, poco antes de llegar a él tenemos la opción de esconder las bicis entre los matorrales y caminar un kilómetro a la derecha a través del brezo para ver la Laguna Zamorana.

 

En 1-2 kilómetros pasada la presa de Puente Porto llegamos al Puerto de Camposagrado, donde giramos a la izquierda y completamos la ascensión con el tramo común con la vertiente de Porto.

 

No obstante… si hemos llegado tan lejos, en vez de darnos la vuelta donde acaba la bajada que vemos desde la presa de Playa, ¿por qué no avanzamos hasta al menos Vega de Tera? Por el camino afrontaremos un puerto de 3ª, el Abedulal, cuya vertiente norte subiremos a la vuelta. En este recorrido veremos desfilar las distintas lagunas y embalses: Cárdena, Garandones, Cuadro y Vega de Tera. Si vamos con un buen mapa, y estamos dispuestos a “aparcar” la bici y caminar a través del brezo en los lugares adecuados, podemos ver más lagunas: Roya, Mancas, Payón, La Clara, y la bellísima Laguna del Cuadro. Total… no nos hará ni falta esconder la bici, aquí no nos encontraremos prácticamente con nadie, nos sentiremos como lo hacía Livingstone mientras exploraba África.

Free counter and web stats